Así nos afecta la ansiedad – Hurom México
CARRITO DE COMPRAS

Así nos afecta la ansiedad

INICIO Consejos fundamentados Así nos afecta la ansiedad

Así nos afecta la ansiedad

April 30, 2018 By Yasser Blancas
Siempre escuchamos el término "ataque de ansiedad", pero realmente sabemos ¿qué es la ansiedad, qué la detona y cómo afecta a nuestro cuerpo?

Vamos por partes, existen dos tipos de ansiedad:

La ansiedad adaptativa es un mecanismo de defensa natural del ser humano. Nos permite estar alerta ante situaciones de peligro, de alguna forma, es nuestra principal herramienta contra las amenazas del entorno. Hasta aquí todo está bien.

El segundo tipo de ansiedad es la patológica y se presenta cuando experimentamos un miedo irracional y constante. La ansiedad patológica no desparece con la situación estresante que vivimos, se queda en nuestro cuerpo y eventualmente merma nuestro estado físico.

¿Cómo saber diferenciar entre una ansiedad adaptativa y una patológica?

La ansiedad adaptativa:
  • Nuestro estado de ansiedad nos ayuda a resolver problemas. 
  • La ansiedad desaparece una vez resuelto el problema. 
  • Aparece con miedos racionales (alturas, animales feroces, desastres naturales, etc.). 
La ansiedad patológica:
  • Te impide solucionar tus problemas. 
  • Aparece en situaciones sociales (amigos, familia, pareja, etc.). 
  • No conocemos el origen del miedo. 

¿Cómo afecta la ansiedad a nuestro cuerpo?

La ansiedad afecta literalmente cada parte de nuestro cuerpo, las consecuencias de un estado prolongado de ansiedad se pueden ver en todos los sistemas de nuestro cuerpo:
  • Hígado: un estado de ansiedad crónica provoca que liberemos una sustancia llamada cortisol, que, a su vez, hará que el órgano libere una cantidad extra de glucosa (azúcar). 
  • Bazo: en una situación de ansiedad, el bazo libera glóbulos blancos y rojos, esto provoca que se incremente en flujo sanguíneo hasta en un 400%. 
  • Corazón: el exceso de cortisol y el incremento del flujo sanguíneo hacen que el organismo sea más propenso a experimentar episodios cardiacos. 
  • Sistema nervioso: durante un ataque de ansiedad, el sistema nervioso sufre varias alteraciones, esto puede provocar varias consecuencias a nivel físico como fatiga o desequilibrios químicos. 
  • Sistema digestivo: una ansiedad patológica prolongada puede afectar los intestinos y disminuir nuestra capacidad de absorber nutrientes. 

La alimentación y la ansiedad

Existen muchos hábitos y ejercicios que pueden ayudarnos a controlar nuestros niveles de ansiedad. La alimentación planificada y saludable es una de las más importantes, ya que no sólo nos ayuda a nivel químico a través de los nutrientes, sino que también nos obliga a establecer disciplina, orden y compromiso, tres factores indispensables para el control de la ansiedad.

¿Qué sí y qué no debo comer para controlar la ansiedad?

Evítalo:
  • Embutidos.
  • Alimentos con grasas concentradas (mantequilla, leches enteras, grasa de carne, etc.). 
  • Estimulantes (té, café, refrescos, bebidas energéticas, alcohol, etc.). 
  • Azúcares.

Consúmelo:
  • Carnes magras 
  • Cereales 
  • Legumbres 
  • Semillas 
  • Frutos secos 


Si quieres controlar tu ansiedad a través de la alimentación, la planificación de tu dieta es vital. Con el Libro de Recetas para Mejorar tu Salud, tendrás la herramienta perfecta para ordenar tus comidas:

0 COMENTARIOS

DEJE UN COMENTARIO

POR FAVOR TENGA EN CUENTA QUE LOS COMENTARIOS DEBEN SER APROVADOS ANTES DE SER PUBLICADOS









×

 

extractor de prensado en frio
0
$0.00
Cart
X